FALLECIÓ ANTONIO FERNÁNDEZ


El miércoles 10 de junio de 2009 falleció en nuestra ciudad el querido ex campeón marplatense Antonio Fernández. Nacido el 13 de junio de 1941, nos dejó como consecuencia de una penosa enfermedad, cuando sólo faltaban tres días para que cumpliera sus 78 años de edad.
En 1951 concretó su debut oficial en el torneo de cuarta categoría del ajedrez local, un certamen con 30 participantes divididos en tres grupos de 10 ajedrecistas, en el que Antonio se adjudicó el grupo "C" en forma impecable con 9 puntos de los 9 posibles y luego ganó la final con 7 en 8. Desde allí, su ascenso fue inmediato, ese mismo año ganó invicto el oficial de tercera con 7,5 en 8, fue subcampeón de segunda con 7 en 9, subcampeón del torneo "selección" (primera) con 5,5 en 8 y empató el segundo lugar del Campeonato Mayor con 3,5 en 6, quedando tercero por sistema de desempate.
En 1955 conquistó el máximo título de la Federación Marplatense de Ajedrez, siendo uno de los campeones más jóvenes, con sólo 24 años de edad y lo logró ganando el Campeonato Mayor de ese año con un increíble 7 en 7. Luego, fue subcampeón en tres oportunidades, 1956 escoltando a Eleuterio Grané, 1957 empatando el primer puesto con Grané, pero perdiendo el match desempate y 1960 cuando ganó el torneo clasificatorio y escoltó en la final al maestro Cristóbal Domínguez.
Representando al Club Defensores de San Marín, participó en innumerables torneos internacionales, nacionales y regionales, en su mayoría disputados en nuestra ciudad y siempre con muy buenas actuaciones.
Manteniéndose durante años entre los mejores ajedrecistas marplatenses, en 1968 se destacó como el mejor tablero individual del tradicional torneo por equipos "Playas de Necochea", pero por reglamentaciones vigentes, al año siguiente se le exigía participar de un torneo clasificcatorio para poder intervenir en el campeonato marplatense, tema del cual una conocida revista nacional se refería de la siguiente manera: 

"Es este posiblemente el campeonato más fuerte de cuantos se hayan jugado en Mar del Plata en los últimos años, pues se contó con el concurso de casi todos los mejores valores. Podríamos señalar la ausencia de Fernández de buena figuración en muchos certámenes, que se debió según informaciones no oficiosas, a que se le exigió intervenir en un torneo clasificatorio. De ser cierta esta versión la lamentamos, pues estimamos que Fernández es un valor de importancia del ajedrez marplatense. Nosotros en general opinamos que las reglamentaciones deben ser respetadas, pero también estas deben ser justas y no caprichosas. Cuando lo son como las últimas, es el momento en que caben las excepciones, pero estas deben ser conscientes y medidas. Recordamos el caso del maestro Carlos H. Maderna al que se le exigió hace varios años una prueba previa clasificatoria para poder intervenir en el campeonato argentino. Los dirigentes no tuvieron el criterio elástico de que había llegado el momento de hacer una excepción ante este jugador que tantas satisfacciones le había dado al ajedrez argentino. Las consecuencias fueron que Maderna se retiró del ajedrez, dolido por la injusticia. El maestro nos comentó en cierta ocasión: Más de 25 años figurando en primer plano, para que de un plumazo se nos mande a primer grado atrasado"

Estas palabras publicadas en aquel momento, tal vez fueron premonitorias y aquel hecho fue el inicio de una paulatina retirada de Antonio Fernández del ajedrez activo. Pero Antonio no sólo le dejó al juego ciencia local el recuerdo y las partidas de tantas batallas memorables, también le dejó como herencia a su hijo Alejandro que desde hace más de una década milita en la primera división del ajedrez marplatense.
La Federación Marplatense de Ajedrez no puede mas que acompañar en tan penoso momento a su señora, hijos y demás familiares, poniéndose a su disposición para lo que necesiten y manteniendo siempre en la memoria institucional a tan prestigiosa figura de la rica historia del ajedrez local.